INTRODUCCIÓN I: EL CONCEPTO DE "PRÁCTICA":

En este capítulo se discute el concepto de "comunidad de práctica". Nosotros entendemos que por comunidad de práctica se está haciendo referencia a una comunidad en la que se comparten intereses y objetivos. Frente al ejemplo de la empresa en donde los trabajadores van a ganarse la vida y no comparten un interés común por su trabajo, logros profesionales, etc., se propone la comunidad de práctica, en donde todos los empleados se comprometen por una "causa común".
En relación con lo de "causa común": cuando el compromiso de los miembros de la comunidad no está muy claro (es el caso de los alumnos de una asignatura, que tienen,digámoslo así, distintos grados de compromiso con ella), es importante controlar de forma externa el funcionamiento de la comunidad, para evitar conflictos o derivas.

El texto también hace mención a los "tramitadores de solicitudes", concepto vago y mal definido, que intentan relacionar con las comunidades prácticas. Buscando un paralelismo con nuestra actividad profesional, creemos que el tramitador de solicitud podría ser el profesor, y los empleados, los alumnos... El profesor debe tratar que el alumno adquiera un compromiso como parte de un grupo.

Los tramitadores (que en sentido figurado sería cualquiera de nosotros en su ámbito profesional) desarrollan una práctica para poder realizar su trabajo (una metodología). Este concepto de práctica contiene tanto aspectos explícitos como implícitos. Incluye lo que se dice y lo que se calla, lo que presenta y lo que se da por supuesto.

El mensaje final que extraemos es que la comunidad de práctica da un valor añadido a la práctica profesional, siendo el todo más que la suma de sus partes.

Nosotras hemos entendido las comunidades de práctica como proceso de aprendizaje en el sentido más amplio del término, por lo que, al fin y al cabo, para constituirse y funcionar debe haber algo que aprender, algo que no sólo se relacione con la actividad profesional, sino con la vida misma, incluso las identidades particulares, que se construyen en la interacción con otros. Las comunidades de aprendizaje son, ante todo, historias compartidas de aprendizaje.