• Para que haya una comunidad de prácticas es necesario que se den tres elementos:
    • 1 - compromiso mutuo,
    • 2 - empresa conjunta,
    • 3 - repertorio compartido.
  • Compromiso mutuo: Una comunidad de practica no es un simple conjunto de personas, sino un grupo de personas que interactua negociando mutuamente sus acciones. Para que exista esta comunidad es necesario que haya compromiso mutuo e interacción. Toda comunidad se caracteriza por la diversidad de sus miembros, de forma que la interaccíón continua entre ellos permite que el resultado de la práctica conjunta sea más rico.
  • Empresa conjunta: Una comunidad de práctica existe cuando tiene una empresa conjunta, entendida como aquella empresa que se negocia colectivamente, respetando las diferencias y coordinando las aspiraciones individuales de los miembros de la comunidad.
  • Repertorio compartido: Una comunidad de práctica debe contar con un repertorio compartido. Los elementos de este repertorio pueden ser muy heterogéneos, incluyendo rutinas, palabras, instrumentos, maneras de hacer, relatos, gestos, símbolos, géneros, acciones o conceptos.